Publicidad

25 de julio de 2011

Fundación de Guayaquil │ 25 de julio

Publicidad
Cerro Santa en la ciudad de Guayaquil
"La Fundación de Guayaquil es uno de los temas más polémicos y controversiales de la historia Hispanoamericana; por esta razón hemos optado por transcribir las dos hipótesis más difundidas así como la resolución que en 1929, tomara en relación el cabildo, como producto de las sugerencias hechas por los más notables historiadores de la ciudad.

HIPÓTESIS 1

Defendida por Miguel Aspiazu, (que es quien la enuncia), Dora León Borja de Szasdy (que es quien la completa) y Julio Estrada Ycaza que es quien la analiza con mayor profundidad. "La ciudad de Santiago de Guayaquil fue fundada cerca del actual asentamiento de la ciudad de Riobamba el 15 de Agosto de 1534.

La fundación es hecha con el nombre de Santiago de Quito, por Diego de Almagro y Sebastián de Benalcazar tomando el sitio mencionado como un asentamiento provisional y solo como un ardid que permitiera adelantarse a Pedro de Alvarado en la conquista del Reino de Quito."

De este modo y según los historiadores mencionados, se aplicaba la cédula real dada por la reina en 1529 a Pizarro. Luego de esta fundación, Aspiazu nos habla de 4 reasentamientos hasta ubicarse la ciudad, en 1537, en las faldas del "cerrito verde" o cerro Santa Ana y gracias a la intervención del capitán Francisco de Orellana.

HIPÓTESIS 2

Defendida por el Dr. Rafael Euclides Silva, que es quien la enuncia y respaldada por el ilustre historiador y hombre de letras de España, Don Antonio Jaén Morente.

En la conquista de la provincia de los Huancavilcas, Chonos y Colimas, actúa el Capitán Sebastián de Benalcázar, partiendo desde San Miguel de Piura y sometiendo a los Punaes.

Benalcázar funda la ciudad de Santiago en 1535 (no se anota ni mes ni día) en uno de los sitios reconocidos en la antigua documentación de la ciudad como "GUAYAQUIL VIEJO", bien sea en la desembocadura del Babahoyo (Amay), el estero de Dima o la boca del Yaguachi. Siendo sus primeros alcaldes los capitanes Antonio de Rojas y Diego de Daza.  Benalcázar erige la Tenencia de Gobernación de la ciudad de Santiago, encargando la alcaldía al capitán Diego de Daza con el fin de dirigirse a Quito y emprender la conquista de Cundinamarca.

Silva anota además una segunda fundación realizada por Francisco de Orellana el 25 de Julio de 1538 basado en el análisis de la documentación existente en una escritura pública fechada 8 de Junio de 1538, (cuyo original descansa en la Biblioteca del Congreso en Washington) y cuyo estudio , en palabras del mismo Silva, "permite inducir con mucha precisión histórica, que la definitiva refundación de la ciudad de Guayaquil coincide con el 25 de Julio de 1538 gracias a la intervención de Orellana."

La historia de la ciudad de Santiago de Guayaquil es una de las más polémicas y discutidas, y se remonta a los primeros años de la conquista. Ante esta situación, consultando las ventajas que ofrecía el sistema fluvial de la región costanera, la fertilidad de su suelo y la abundante variedad de su producción agrícola; Benalcázar decidió levantar nuevamente la ciudad de Santiago en un lugar que sea puerto seguro para todas las embarcaciones, que en misiones de conquista y colonización surcaban los mares entre Panamá y el Perú .
Y fue justamente el 25 de julio de 1535, día de Santiago el Mayor, cuando se llevó a cabo la nueva fundación de la ciudad a la que se llamó -lógicamente- con el nombre de Santiago.

Dicha fundación se realizó cerca de la desembocadura del río Babahoyo, en el punto llamado estero de Dimas, y se la hizo de una manera pacífica gracias a un acuerdo celebrado entre los nativos Huancavilcas, los Chonos y los conquistadores españoles; quienes prometieron respetar las vidas, propiedades e instituciones de los pobladores indígenas.

Cumplido el solemne acto, Benalcázar nombró a Diego de Daza con el cargo de Gobernador de la ciudad, y finalmente partió hacia Quito para continuar la conquista.

Al conocer de este nuevo desastre, Pizarro llamó al Cap. Francisco de Orellana y le encomendó la misión de llevar cabo una nueva fundación de la ciudad. Orellana llegó acompañado de un gran número de españoles, y a principios de 1537 levantó la nueva ciudad en Lominchao, en la falda sur de la colina del Cerrillo Verde, o Santa Ana o Cerro de la Culata, por lo que se le agregó, a su nombre de Ciudad de Santiago, la adición explicativa "de la Culata".

En esta última y definitiva fundación. Ese mismo día Orellana fue nombrado Gobernador de la ciudad, cargo que ocupó hasta 1541 en que llamado por Pizarro partió hacia Quito para ir en busca del País de la Canela; expedición que culminó con el Descubrimiento del Río Amazonas.

Trasladada la fundación serrana de Santiago y consagrada al apóstol San Yago, con el tiempo a la ciudad le fue agregado el toponímico del cacique indígena Guayaquile, para finalmente ser denominada Santiago de Guayaquil.

Establecida definitivamente la ciudad, en poco tiempo se convirtió en un floreciente y próspero emporio de riqueza, por lo que durante la colonia, debido a su importante desarrollo económico, sufrió innumerables ataques e invasiones por parte de piratas y aventureros de los mares que la quemaron y saquearon más de cinco veces.

Por esa época Guayaquil era ya una pujante ciudad y gozaba de gran fama y poder económico no sólo por su comercio sino por sus astilleros, los más importantes de la costa del Pacífico, en los que desde 1557 se habían construido las primeras embarcaciones.

Muestra de la extraordinaria capacidad de sus constructores fue el vapor Guayas, que adorna el Escudo de nuestra patria.
 
Guayaquil. Vista del rio Guayas y el Malecón 2000
La Revolución del 9 de Octubre de 1820 convirtió a Guayaquil en la primera ciudad de nuestra patria que fue realmente libre e independiente. En efecto, proclamada su independencia no volvió a caer jamás -como otras-, en manos de los españoles. Héroes de ese glorioso día fueron José Joaquín Olmedo, José de Antepara, Gregorio Escobedo, Francisco y Antonio Elizalde, José Antonio Espantoso, Lorenzo de Garaicoa, Juan Illingworth, Francisco de P. Lavayen, León de Febres-Cordero, Luis Urdaneta, Rafael Jimena, Miguel de Letamendi, Francisco de Marcos, Pablo Merino, Pedro Morlás, Diego Noboa, Vicente Ramón Roca, José de Villamil, el "Cacique" Hilario Alvarez y los sargentos Vargas y Pavón.

Instaurada la República de Guayaquil se convirtió en la ciudad más importante del Ecuador, tanto en el plano político como en lo económico, y es justamente en ella donde se han fraguado los movimientos políticos más importantes de nuestra historia Según la tradición recogida por Dionisio Alcedo y Herrera, la ciudad de Guayaquil debe su nombre al del cacique Guayas y al de su esposa la princesa Kil, reunidos; pero existen diversas consideraciones que se oponen de manera determinante a esa versión puramente tradicional; pues es muy frecuente en el idioma Quichua encontrar las raíces "gua" e "illa", que unidas forman la palabra "Huailla", que significa tierra o prado frondoso.

Estas raíces pudieron estar complementadas por la sílaba "Quil", proveniente del nombre Quilca, que era como se llamaba uno de los afluentes del río Guayas. La ciudad de Guayaquil se levanta en la orilla derecha del río Guayas, en los 2° 12 de latitud sur, y los 79° 53 de longitud oeste, y tiene una altura aproximada de 6 m sobre el nivel del mar.

Es capital de la Provincia del Guayas, y por su gran desarrollo es la ciudad más importante del país, la más poblada y la que más riqueza genera. El cantón Guayaquil fue creado el 25 de junio de 1824, está integrado por las parroquias rurales Chongón, Juan Gómez Rendón (Progreso), El Morro, Pascuales, Posorja, Puná y Tenguel.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son muy importantes para nosotros. Por favor no dudes en escribirnos por cualquier inquietud que tengas.

 
Copyright © 2009 - 2013. Noticias de Ecuador . All Rights Reserved
Inicio | Mapa de Sitio | Privacidad | Ganar Dinero | Latinoamérica | España | Contacto
Anuncios Gratis AutoAnuncios . Anuncios Gratis Ecuador Ecuador en Venta